OUTLANDER, UNA SÈRIE AMB ÀNIMA


                                             


Aquesta adaptació de la saga de les novel·les escrites per Diana Gabaldon m’ha sorprès agradablement. En la sèrie es barreja acció i romanticisme, història i ciència ficció. Es nota la mà de l’autora en com tracta el feminisme. Em va sorprendre agradablement veure com el jove protagonista, corpulent, pèl-roig, valent i intrèpid es desmaia quan se li presenta la seva dona després d’anys de no veure-la, així trenca amb  estereotips de gènere on qui sempre es desmaia es la dona. 


Ah! i la música tradicional escocesa, és magnífica. Matisos folklòrics i alguns sols de gaites, mentre veiem a Claire i Jamie travessant a cavall les precioses terres escoceses on música i paisatges es conjuguen en una unió quasi mística i de extraordinària bellesa.
Outlander (Forastera) és la història d’una infermera als anys quaranta que viatja a través del temps fins l’Escòcia del segle XVIII, quan toca una de les pedres del cercle màgic anomenat  Craigh na Dun i, s’enamora d’un jove escocès amb qui viurà emocionants aventures al fil de la historia. 


Així viurà a les terres altes d’Escòcia,  highlanders, al París prerevolucionari  on s’infiltren a la Cort del rei Lluís XV, a les festes de Versalles, per tal de detenir a Carles Estuard en el seu pla sobre l’aixecament  i evitar la derrota del jacobites en la batalla de Culloden al 1746 que va acabar amb la cultura de les terres altes y amb els clans, una derrota que va canviar per sempre la imatge d’Escòcia.




A la tercera temporada els viatges no s’aturen, però el què ha aconseguit la sèrie, d’una manera molt brillant, han estat els salts del temps a través de narratives complexes, fent servir flashbacks i salts temporals d’una manera força Intel·ligent, cosa que no totes les sèries aconsegueixen.
Aquesta tercera temporada tracta les vides dels protagonistes en com avancen i s’enfronten a noves adversitats separats, però al final, en un impressionant muntatge, Claire, la protagonista, representa el salt del temps a través de trepitjar un basalt d’aigua que dona peu a la trama de les aventures a Edimburg i a Jamaica. Els primers episodis de la temporada s’inicien en una transició en la que s’introdueix el romanç entre Claire i Jamie després de quaranta anys, dues èpoques i dos espais diferents. No obstant això, la situació va tornar a posar-se emocionant quan els protagonistes posen rumb cap a les illes caribenyes en una ambientació fantàstica,. Les aventures de mar, el ritme i l’acció, han estat espectaculars. Una de les coses que m’agraden son els flashbacks, com l’escena en que Claire accidentalment degolla a Guillis, una nacionalista escocesa, que també viatge en el temps i com magistralment es mostra a Boston la calavera trobada justament en aquesta zona i en la que està tot connectat.


Al final de la tercera temporada la parella protagonista naufraga a la costa d’Amèrica, a la zona de Geòrgia. Tots dos han sobreviscut. 


Vaig llegir en algun article per internet: “El millor sexe el practicaràs a Outlander” Bé, jo no m’atreviria a dir tant, però sí que és cert que la protagonista viatja a l’Escòcia del segle XVIII i s’enamora d’un atractiu jove escocès fins el moll de l’ós i podem gaudir de les millors escenes de sexe de la televisió i d’un dels millors retrats de la parella, ja que la sèrie cuida molt bé els detalls, el treball de direcció de seqüencies i dels actors amb una sensibilitat insòlita a l’hora d’escriure. L’episodi del casament, de la primera temporada i l’episodi del retrobament de la segona temporada, son una explosió de passió, tendresa, compenetració, complicitat, amor i molt desig. La diferència d'aquestes escenes de sexe amb altres que podem veure, es diferencia amb la visió d'igualtat entre els dos protagonistes, derivada d'una mirada molt femenina. Avesats a certa vulgaritat, rivalitat o violéncia, en aquest cas, la protagonista porta tot el control. La sèrie també avança en la construcció de la intimitat dels protagonistes, encaixant amb l'esperit progressista i creant una relació d'entesa mútua, de negociació emocional dels conflictes que pot patir un matrimoni, en el què els rols sexistes i de dominació cedeixen davant un referent molt més igualitari.


Outlander ens ensenya com poden ser una parella ideal, una dona del segle XX i un home del segle XVIII. La sèrie és exemplar en la recreació històrica, en la part de ciència ficció i, sobre tot, una fàbula èpica sobre el poder de l'amor i la confiança. 


Quarta temporada. Estats Units, la nova llar de la parella. 



Ara que Claire i Jamie han arribat als Estats Units, tenen una oportunitat d’establir-se i d’intentar crear una llar, tot i que sembla que no serà gens fàcil, comencen una nova vida a Amèrica, en mitat de la Revolució de les Tretze Colònies. 


Les aventures que han viscut al Carib, no seran res en comparació amb el que els espera... Esclavitud al sud, indis americans a la frontera, hi ha una rebel·lió que es l’avantsala de la revolució americana. Claire i Jamie, no hauran de preocupar-se del seu matrimoni però sí de la  seva llibertat, ja que les colònies poden ser el lloc més perillós en el que han estat.


LA AUTENTICIDAD ES SEXY


PAREJAS. APRENDIZAJES.


 LA AUTENTICIDAD ES SEXY

Es cierto que podemos aprender de cualquier persona, pero nuestros mayores maestros son nuestras parejas. Ah! Pero no siempre aprovechamos la oportunidad  que nos brindan, pues hay dos formas fundamentales de vivir las relaciones que, aun siendo complementarias, sirven a propósitos diferentes.

En la primera forma, convertimos nuestra relación en una dinámica de placer y bienestar y eso ocurre gracias a la conexión sexual, sentimental e intelectual que experimentamos por el otro. Creamos un espacio seguro donde disfrutar de la vida en común. Nuestra pareja se convierte en un complemento para nuestro “yo” que, en el mejor de los casos, colma de forma estable y duradera nuestras necesidades eróticas, mentales y emocionales. Uno tiene la sensación de haber encontrado la “media  naranja” que lo completa. De esta manera, nuestra pareja será más adecuada cuanto más encaje con la persona que ya somos.

En la segunda, convertimos nuestra relación en una dinámica de trasformación interior. Por supuesto, la sintonía sentimental, intelectual y sexual, así como el goce de los placeres de la convivencia siguen estando presentes. La diferencia es que  las incompatibilidades y las piezas que no encajan no son solucionadas mediante la evasión o la negociación, sino que son disueltas mediante la trascendencia de los egos en conflicto. Nuestra pareja nos sirve de espejo para tomar consciencia de nuestras zonas oscuras y nos acompaña en el proceso de disiparlas. Es un proceso duro, pues exige una confrontación con nuestras inseguridades, nuestras debilidades, nuestras máscaras,  nuestros autoengaños… y con el dolor y el miedo que estos esconden. Nuestra pareja –si le permitimos acogernos pero también confrontarnos amorosamente – se convierte en una maestra de autenticidad y maduración espiritual.
 
En este segundo tipo de relación, puede que la otra persona no sea, aparentemente, la “pareja ideal”, pero experimentamos frente ella una resonancia interior que nos aturde y atruena; una llamada visceral, atrayente y aterradora. Ante nosotros o nosotras  se abre un abismo del que sentimos que no podremos salir intactas. Y es cierto. Casi siempre, internarse en este tipo de relación implica tal removimiento interior del que solo se emerge renovado o renovada a costa de haber destruido muchas cosas que nos sostenían, a veces la propia relación incluida.
Es tanto el miedo que nos da responder a esa llamada y lanzarnos, que a veces preferimos mantener a distancia a esas personas y vincularnos a aquellas que nos mantienen en territorio conocido y seguro. Pero el precio que pagamos es el estancamiento, que puede ser placentero, pero estancamiento al fin, cuando no la regresión. 

“Sólo es posible crecer
mientras estamos dispuestos
a arrastrar el sufrimiento
de morir y renacer.”


Todo renacimiento es doloroso, pero llega un momento en que uno/a solo desea vivir y convivir comprometido/a con la autenticidad y el crecimiento interior. Entrar en el planeta del otro, es sencillamente maravilloso. Reconocernos en los otros/as para trascender y superar miedos, cuando ya no tenemos donde sujetarnos ni a quién culpar, es cuando comienza la reconquista interior.

Cada cual tenga el papel que tenga, no sólo en la pareja, llega a nosotras y hace de espejo enseñándonos todo: “Hay maestros en todas partes”.

NO TE RINDAS...CONFÍA, LO BUENO DE LA VIDA LLEGARÁ.


NO TE RINDAS…CONFÍA, LO BUENO DE LA VIDA LLEGARÁ.



La vida es caer y levantarnos, es sacudirnos y seguir. Todos pasamos por tropiezos y si tuviésemos la posibilidad de conversar con quienes más admiramos, los que desde nuestra perspectiva tienen mayor éxito, escucharíamos largas historias de batallas perdidas, de enfrentar realidades indeseables, de esforzarse un poco más cada vez… Y luego de muchas caídas lo mejor ocurre… Aún sin garantizar una próxima pérdida, se vive la satisfacción de estar donde queremos.

No resulta sencillo disfrutar cada instante que experimentamos junto a alguien o atravesar una situación determinada, si no nos sentimos cómodos o nos genera sufrimiento. Parte del aprendizaje de la vida es la duda, este sentimiento nos despierta la necesidad de confiar.

Ocurre que por más que deseemos que algo termine, esta situación en nuestra vida, solo cambiará cuando nos haya transmitido su enseñanza; es importante no adelantarse a juzgar ninguna situación o persona, evitar los prejuicios nos ayuda a esclarecer el camino, nos hace imparciales y un tanto más objetivos ante un hecho que afrontamos, esto nos permitirá probablemente tener una mente más clara y fresca, abierta y dispuesta a recibir lo enseñado. Vamos a usar nuestros recursos: humildad, paciencia y aceptación.

Ser humilde, recibir lo que se presenta, desde su esencia y no desde su apariencia. La humildad es una gran virtud que solemos olvidar y en muchas ocasiones son memorables las situaciones que nos recuerdan esta verdad de vida.
Ser paciente y esperar con bondad a que todo pase, la paciencia nos da la serenidad para saber exactamente cómo actuar en el instante y el momento preciso. Cuando vivimos perturbados, con la mente en constante ruido, nos perdemos grandes momentos de nuestra existencia, pasamos por alto detalles que pueden cambiar nuestra vida.

Aceptar lo que nos sucede sin llenar de dudas que nublan el alma y perturban la cordura, no nos quedemos atadas a la desconfianza, si algo o alguien nos genera serias dudas, observamos cuidadosamente nuestro sentir, vamos a la experiencia desde el interior y muy probablemente hallaremos la respuesta.

Lo importante es no perder el rumbo y sobre todo disfrutar de cada instante, agradecer y apreciar lo bueno que hay en nuestra vida.

Cada caída no nos hace más débiles si no que nos hace desarrollar nuestro coraje, nuestro empuje, nuestra resiliencia, si no pasáramos por esos momentos, no apreciaríamos de la misma manera  las situaciones opuestas. “Aquello que no nos mata, nos hace más fuertes.” Nietzsche.

Todo forma parte de nuestro crecimiento. La vida tiene muchos sabores, degustémoslos a medida que se van presentando y seamos conscientes que después de algún trago amargo, puede venir uno dulce o quizá picante que nos sacuda la vida a nuestro favor.  

Buen momento para esta poesía atribuida a Mario Benedetti

No te rindas

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

CINCO MANTRAS PARA RECUPERAR EL ÁNIMO Y LA ENERGÍA


CINCO MANTRAS PARA RECUPERAR EL ÁNIMO Y LA ENERGÍA

Si ahora mismo no estás en tu mejor momento, toma nota de estos mantras para recuperar el ánimo y la energía.


1. “El dolor que siento tiene una razón de ser”
Sentir dolor es una de las características humanas. Si no lo hicieses, no podrías apreciar todo lo bueno que tiene la vida, ni tampoco aprenderías lo difícil que son a veces las cosas, y lo fuerte que debes ser. El dolor tiene una razón de ser: descubrirla, o aprender a convivir con ella es algo que te llevará tiempo, pero debes convencerte de que tarde o temprano lo lograrás.

2. “El miedo es una buena razón para empezar a amar”
Sentir miedo es algo habitual: miedo a lo que no conoces. Miedo a ser lastimada. Miedo a equivocarte. Sin embargo, detrás del miedo hay ilusión, hay ganas, y todo esto puede indicarte que aquello por lo que luchas, que te hace sentirte tan asustada, puede ser algo que realmente valga la pena. Así que, ¡adelante! Que el miedo no te siga manteniendo paralizado ni te haga sentir mal.

3. “Cuando limpio mis pensamientos, limpio también mi vida”
A veces es necesario pasar un tiempo a solas, sin nadie más para entender por qué te afecta de ese modo este mal momento. Entenderte a ti mismo es importante para superarlo. Y una vez superes ese dolor y limpies tus pensamientos más tóxicos, estarás también preparado para mejorar tu vida. Deshacerte de lo malo de tu cabeza es enfrentar la vida con una perspectiva más positiva.

4. “No debo luchar contra el dolor, debo asumirlo”
Luchar contra el dolor es algo realmente peligroso. De hecho, concentrarte en no experimentarlo solo te hará sentir peor. ¿Qué debes hacer entonces en esos malos momentos? Simple. Dejar que pase. Has de sentir ese mal trago y has de experimentarlo. Una vez que haya pasado, sin darle mayor importancia, estarás preparado para poder avanzar y estar mejor que ahora.

5. “Soy única, valgo la pena y decido ser feliz”
Cuando pasas por un momento de debilidad, es probable que te sientas realmente pequeño, que no vales nada. Debes convencerte de todo lo bueno que has hecho, de lo que has logrado, y de las características que te hacen especial. Porque no hay duda de que lo eres. Si no te lo crees hoy, repítelo mañana, y así hasta que logres el efecto que estás buscando. ¡Funciona de verdad!
Fuente: Rincón del Tíbet